Adaptabilidad y empatía; valores diferenciales que necesitan los centros comerciales para perdurar en la era Pos-Covid

Antes de la actual crisis a causa del covid-19, vivíamos agobiados de las aglomeraciones e incluso ir de compras se había convertido en algo fatídico por la congestión vehicular y la inseguridad. Por tal razón, las compras online son a hoy nuestro mejor aliado. Sin embargo, comprar desde la comodidad del hogar por elección y es algo muy diferente a hacerlo por obligación.

Según un estudio de BlackSip, publicado por la revista Dinero, en el 2018 Colombia, registró ventas online por US$6.000 millones, lo cual hizo que nuestro país tuviera el mayor crecimiento en las transacciones del canal e-commerce en Latinoámerica y se ubica en el cuarto lugar después de Brasil, México y Argentina, se espera que para el 2021 su crecimiento sea del 20%.

Por otra parte, en la misma publicación, la revista asegura que los Millennials son los que más utilizan los canales digitales para obtener bienes y servicios, pues basándose en datos proporcionados por Mercado Libre, estos compradores pasaron de gastar US$25 en el 2016 a US$109 en el 2019, en compras personales en dicho canal. Moda, calzado y tecnología son las categorías que puntean en el comercio en línea, sin embargo, las categorías de alimentos y bebidas muestran un incremento importante y este fenómeno se atribuye especialmente a las facilidades que proporcionan las plataformas de domicilios como Rappi, Uber Eats y Domicilios.com.

Desde el 2010 la baja afluencia de compradores en los centros comerciales prendieron las alarmas de los inversionistas a nivel mundial, pues solo en EE.UU entre el 2010 y 2013 las visitas a los centros comerciales cayeron en un 50%, según la firma Cushman & Wakefield. Adicional a ello Credit Suisse, mediante un estudio económico realizado en el 2017 pronosticó que entre el 20% y 25% de los centros comerciales de ese país cerrarán sus puertas en el 2022. En España el panorama es similar, aunque las cifras no son iguales a las de el país anglosajón, el 2018 había empezado a registrar bajas considerables en la afluencia a los centros comerciales.

En Colombia, durante el 2018 se cerraron un total de 1.004 locales solo en Bogotá, superando en un 14% a lo registrado en el 2017. según Mall & Retail. Sin embargo, una de las estrategias que ha funcionado para generar trafico en los centros comerciales, especialmente de Bogotá son los diseños estructurales que dan mayor participación a las plazoletas de comida, incrementando la presencia de marcas gastronómicas de fuerte posicionamiento. Asimismo la innovación en el diseño de zonas comunes, áreas verdes y ubicación estratégica.

Cuarentena; tiempo para la renovación

Teniendo en cuenta las anteriores cifras, las cuales reflejan la realidad de los centros comerciales, adicional a ello la llegada de la etapa Pos-Covid, la cual traerá muchos cambios significativos en las dinámicas mercantiles, con consumidores aún más familiarizados con el comercio en línea, es importante que los espacios comerciales se empoderen de aspectos que las compras desde la comodidad del hogar no pueden proporcionar, por ejemplo el relacionamiento, la identidad, la calidez y proximidad. Aspectos netamente humanos los cuales son imposibles de transmitir mediante una aplicación, pagina web o por una transacción por WhatsApp.

Otro aspecto relevante que puede incentivar el tráfico de compradores en los centros comerciales depende de la capacidad que estos tengan para innovar y adaptarse a las exigencias de un público que aporta mayor valor a las experiencias y a la novedad, ejemplo de ello es el centro comercial Plataform en Los Angeles, California. Su diseño estratégico fue concebido para destinar 50% de su área total a las marcas de comida y bebidas, el resto es ocupado por marcas con una alta actividad en Instagram, lo cual se alinea con su estrategia digital y formas de llegar a los Millennials y Centennials. Por último, cuenta con un área exclusiva para una especie de mercado rotativo, que se adapta al interés cambiante del consumidor contemporáneo.

Los centros comerciales en Colombia, deben preparase para recibir a un público que ha estado aislado por más de tres meses, muchos de ellos habrán vivido buenas experiencias con las compras online, otros no tanto y otros no usaron ese canal. Así que el reto es cautivar de nuevo a esos tres grupos de consumidores, partiendo del entendimiento de que en Colombia los centros comerciales hacen parte de la dinámica social, tardes de café entre amigos, almuerzos empresariales, cenas familiares e incluso muchos de los encuentros de las aplicaciones de citas son acordados en ellos. Así que lo anterior evidencia una amplia oportunidad para la atracción y fidealización de compradores.

2 comentarios en “Adaptabilidad y empatía; valores diferenciales que necesitan los centros comerciales para perdurar en la era Pos-Covid

  1. Yo creo que efectivamente hay que hacer adaptaciones a la nueva realidad de nuestros días. Lo que no me parece es basarse en cifras de lo que sucede en Estados Unidos y España donde el mismo estilo de vida pasivo y fácil, todo en un click, sobretodo en Usa, además de la edad de la población está permitiendo que los centros comerciales tiendan a desaparecer.

    Una verdadera lástima lo que está sucediendo. No cometamos el error de comparar un Centro comercial colombiano con uno de Canada o de Usa, son dos cosas totalmente diferentes, pues vivo en Montreal. Cuando se habla de los locales que han debido cerrar en Colombia, eso no es un dato comparativo en al artículo. Así que la verdad, es que en vez de estar reportando datos incomparables para escribir algo, lo qué hay que hacer es un estudio serio local del fenómeno en Colombia y por ciudades, para poder prever, adaptarse y en últimas salvar los Centros commerciales.

    La única conclusion a resaltar en su artículo es el hecho de que la dinámica que se vive en Usa por ejemplo, hace que seamos bombardeados de sitios como Amazon a los que no tenemos q adherir, para eso, si es el caso, apoyemos cosas mas de la región geográfica, como es la empresa en línea Mercado libre.

    Me gusta

    1. Hola Ferananda, muchas gracias por su comentario. El artículo no compara los usuarios de las diferentes naciones; en él cito cifras reales (links de las fuentes) tanto de Estados Unidos como de Colombia. Como puede ver no emito una opinión sesgada y por el contrario me baso en lo que ya está escrito y que otros han investigado para mostrar desde la escritura el panorama real. Lamento mucho que su percepción sea que doy datos por tener algo que escribir, como usted lo menciona. Sin embargo, cito el caso del centro comercial en Estados Unidos para que sirva de referente, pues es una buena estrategia. La intención de este espacio es promover el intercambio de ideas que nos guíen de manera honesta hacia el hallazgo de soluciones sostenibles, entendiendo que esa es la oportunidad que tenemos para perdurar en una modernidad que tiene a la orden del día una innovación infinita en los nuevos canales de comercialización como lo es el Ecommerce, pues las cifras hablan por si solas.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s