El diseño y la decoración de los espacios influye directamente en nuestra conducta

Sé que te has preguntado “¿Por qué lo compré si no me gusta tanto como pensé y/o no lo necesito?” Nos pasa a todos, incluso a quienes estamos detrás de las estrategias dispuestas en las tiendas de retail para que consumas productos por impulso. Todos los objetos que conforman un espacio comercial tienen una función determinada, su propósito es potenciar el posicionamiento de las marcas y contribuir al cumplimiento del número (presupuesto de venta). Lo mismo debería suceder en nuestra casa, tanto el diseño interior y los objetos decorativos de nuestras viviendas deberían ser concebidos y adquiridos con el firme propósito de garantizar nuestro confort, seguridad y bienestar tanto físico como mental.

Caminar dentro de un centro comercial durante los días de su inauguración o de temporada alta es algo totalmente diferente a hacerlo en aquellos días ordinarios, en los cuales la afluencia de personas es dada en menores proporciones; las emociones y sensaciones que el cuerpo experimenta en ambos casos son opuestas. En temporada alta los visitantes suelen estar en una montaña rusa de emociones; algunos sienten felicidad al ir de compras y a otros esa misma actividad les puede generar estrés e impaciencia. Nuestra responsabilidad como diseñadores es garantizar entre otras cosas, que los ríos de gente fluyan de manera segura y ágil, optimizando la dinámica comercial de los establecimientos. Entonces subimos la intensidad de la iluminación en los espacios comunes y vemos como los visitantes empiezan a transitar rápidamente. Y en las temporadas bajas o días de poco tráfico, disminuimos la intensidad de la iluminación en esas mismas áreas y damos protagonismo a la luz de las vitrinas de las tiendas, con esto logramos que los compradores se desplacen despacio por los pasillos mientras sus ojos enfocan las puestas en escena de los escaparates. Y así, solo con iluminación logramos generar ciertas conductas.

Otro lugar en el cual podemos observar un comportamiento similar es en Transmilenio (Sistema de transporte masivo de Bogotá, Colombia) los articulados que presentan disminución de iluminación en el área junto a sus puertas, suelen tener mayor concentración de personas en esa zona, haciendo complejas las acciones de abordaje y desembarque. Mientras que los buses que tienen óptima iluminación en los accesos presentan mejor distribución de pasajeros

Al interior de las tiendas aspectos como el color, el orden, la compensación de cargas, la antropometría y la circulación, son determinantes para la exhibición de producto. Todo debe favorecer la proximidad entre el comprador y los artículos, y disminuir al máximo la venta asistida. En ese orden de ideas el mobiliario de exhibición es diseñado en proporción a las medidas del cuerpo humano, aportando mayor visibilidad a las áreas de su estructura que coinciden con nuestros ojos y mayor capacidad de carga a las que coinciden con nuestras manos.  En el caso de las tiendas de consumo masivo las áreas de los estantes que coinciden con nuestros ojos contienen los productos de mayor rentabilidad para los establecimientos y los mejores posicionados en la mente del consumidor; a la altura las manos están exhibidas aquellas marcas un poco menos costosas, pero notablemente más caras y mejor posicionadas que aquellas que se encuentran a la altura de nuestros pies, piernas y cabeza. ¿Quieren comprobarlo? La próxima vez que vayan al mercado echen un vistazo a la exhibición.

Estos solo son algunos ejemplos de cómo el diseño aporta soluciones a partir de nuestros comportamientos y proporciones. ¿Si las anteriores técnicas de diseño han demostrado efectividad al ser aplicadas en espacios dirigidos a masas de consumidores, te imaginas lo que podrías lograr si decidieras diseñar de manera estratégica y personalizada tus espacios en pro de optimizar tu energía corporal, mitigar el estrés y la ansiedad, fortalecer tu capacidad de concentración, modificar tus hábitos y preservar tu salud?

Las células especializadas del hipocampo; el cual hace parte del sistema límbico, encargado de nuestras emociones y estímulos, están en sintonía con la geometría y composición de los espacios que habitamos, esto además de forjar nuestro sentido de la orientación, también condiciona la manera en que percibimos las distancias. Por otra parte, los hábitos se generan a partir de ciertas posturas y entornos, tal como lo mencioné anteriormente en un artículo en el cual cité el estudio de un reconocido investigador argentino.  

Ahora que el confinamiento reconfirmó la influencia del diseño y la decoración de las viviendas en la efectividad de nuestras actividades e incluso en la convivencia con nosotros mismos, con nuestras familias y en muchos casos con compañeros de casa. Es importante identificar los aspectos físicos de los espacios que contribuyen al bienestar, tranquilidad, salud y a la creación de buenos hábitos. Del mismo modo debemos identificar cuales componentes no contribuyen a esos objetivos y considerar su modificación, desde cosas aparentemente básicas como el color de las paredes, las texturas de los pisos, las dimensiones de nuestra cama, la comodidad del colchón, las cortinas, el aroma del ambiente y la temperatura de la iluminación, hasta aspectos un poco más complejos como zonificación, el diseño y dimensiones de los muebles de la cocina, el número y distribución de puntos eléctricos, regular la cantidad de ruido exterior que entra por las ventanas e incluso la conservación de objetos que no nos proporcionan buenos recuerdos ni emociones positivas.

Un comentario en “El diseño y la decoración de los espacios influye directamente en nuestra conducta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s